miércoles, 1 de abril de 2009

Cuentos Chinos: "Negociaciones"

Si tuviera más tiempo escribiría una novela que empezara con la historia de un insecto parlante que resultase ser de Soria y cuyos ancestros ya mordisquearan a la temprana raza humana, razón por la cual viene a exigir que le revisen, a la baja, la hipoteca antes de perder la paciencia y ponerse a picar indiscriminadamente a todos y cada uno de los oficinistas, arrastrado por la rabia de saberse defraudado por el hombre. Ni los más viejos recordaban una raza tan maligna, absurda y desagradecida como la humana - decía mientras el oficinista palmeaba su propia espalda -. El insecto añadió: Al principio todo estaba bien, erais uno más en el vecindario, con vuestras particularidades absurdas desde el principio, pero uno más, y de pronto un día se os empezó a ir la pinza y ya ni nos escuchabais, y no ya a los insectos... ni a los perros ni a los gatos! y mira que estos siguen chillando... desde entonces no paráis chico, os importa un carajo todo, hasta vosotros mismos. Mi mujer insecto me dice todas las noches: válgame, lo malo que puede llegar a ser el hombre. Y yo me enciendo, me enciendo hasta el punto de decirle yo: no me digas más que sabes lo mucho que me enciendo.
Así que haga usted el favor de pensar... ¿quién le dice a usted que ese Dios al que tanto rezan no es un mosquito paciente que está hasta los mismísimos cojones de aguantar tonterías y memeces? acompañadas, eso sí, de algunas hermosas obras y asombrosas creaciones que debo confesar me han entretenido bastante.
A lo que voy, que me rebaje la hipoteca que me he quedado en paro.

1 comentarios:

medios dijo...

Y POR TODO ESTO APARECIERON LOS MOSQUITOS TIGRE!!

Publicar un comentario

| Top ↑ |